Si estás interesado en esta foto, contacta con info@mikilopez.com

Book Online

* Please Fill Required Fields *
Miki López
Lagos asturianos. Lago de Valle de Somiedo al atardecer
Miki López

- Fotoperiodista desde 1991 - Jefe de Sección de Fotografía de La Nueva España desde 2010 - Todos los días intentando aprender el oficio más hermoso del mundo

Retrato de un periodista

Uncategorized / 2 Comments / 17 septiembre, 2009

Francisco L. Jiménez

Francisco L. Jiménez


Práctico, pragmático y gran conecedor del terreno que pisa. Seguramente consecuencia de salir de esa escuela de reporteros curtidos en patear calles y pueblos a finales de la década de los 80. Es tan detallista que es capaz de describirte la fotografía que necesita para su información con una precisión que a veces incomoda. Algún inconveniente tenía que tener la veteranía…
Es un placer trabajar con él desde 1996. Que sea por muchos años. Aunque esta foto es de 2002, podría haber puesto otra de 1997 o de 2009. Esa es otra de sus virtudes (que envidia). No cambia!!!

2 Comments
  • Francisco L. Jiménez / septiembre 17, 2009 / Responder

    ¡Qué terrible incomodidad para un gran tímido verse desnudado a manos de una persona tan observadora como Miki López! Y a la vez que halago la generosidad con la que me miras. Suscribo tu deseo de que nada cambie: ni mi apariencia (lo cual va a ser jodido) ni nuestra cordial relación forjada en la mejor escuela de periodismo que conozco: la calle.

  • María José F. Arcones / septiembre 19, 2009 / Responder

    Mezcla intensa la de estos dos colegas (Miki y Francisco L. Jiménez)…

    Parcos y francos; austeros, siempre van al grano. Ni pierden ni hacen perder tiempo. Hablan poco, apuntan claro y lejos. Ambos manejan una de esas sonrisas ceñidas que siempre da ánimos captar al vuelo.

    Sus trabajos suelen ser puras destilaciones honestas de lo que vieron. Inteligentes, delicados . Conocen el oficio en sus luces y sus sombras. Los dos le otorgan al periodismo sus propios genes de audacia, responsabilidad, análisis, rigor y frescura.

    Esa veteranía callejera de la que hablan les hace ser expertos e irónicos; incómodos y tiernos.
    Buenas personas antes, durante y después de buenos periodistas sin autobombo. Sus defectos provienen de sus cualidades.
    Son dos clásicos…. actuales.

    En fín, son de ese tipo de gente que te hacen tomar la palabra para decir cuánto los repetas y admiras;cuánto aprecias su compañía cotidiana.
    Miki y Jiménez, un placer de compañeros.

Leave a reply