Si estás interesado en esta foto, contacta con info@mikilopez.com

Book Online

* Please Fill Required Fields *
Miki López
Lagos asturianos. Lago de Valle de Somiedo al atardecer
Miki López

- Fotoperiodista desde 1991 - Jefe de Sección de Fotografía de La Nueva España desde 2010 - Todos los días intentando aprender el oficio más hermoso del mundo

No olvidamos

Uncategorized / 1 Comment / 22 mayo, 2016

Desfile de perros abandonados en Gascona. Calle Gascona, Oviedo. 22 de mayo de 2016. © Miki López/La Nueva España

Desfile de perros abandonados en Gascona. Calle Gascona, Oviedo. 22 de mayo de 2016. © Miki López/La Nueva España

Luce el sol en Gascona. La gente se amontona alrededor de una pasarela de moqueta verde por la que, en un instante, dará inicio un peculiar desfile. Entre el público destacan caniches y yorkshires acomodados entre los brazos protectores de sus dueños. Tipos con suerte a los que el destino ha colocado en el paraíso perruno. Duermen calientes, «fartucos» y a techo, enrollados sobre si mismos en unos confortables cestos estampados con dibujitos de huesos y juguetes caninos. Se despiertan con caricias y mimos antes del paseo matinal y viven su corta vida sin preocupaciones, devolviendo con creces el mismo cariño que reciben sin pedir más a cambio.
Comienza el desfile y las estrellas de este espectáculo matinal también son perros: perros de vida perra. Más de una quincena de historias de maltrato y abandono cruzan la pasarela con nerviosismo de la mano de sus cuidadores, jóvenes voluntarios de la protectora «Mas que Chuchos» que organizan este  evento con la esperanza de que alguno de esos bichos, encuentre el hogar y el cariño que unos sinvergüenzas les negaron en su día. Sólo uno fue víctima de una bofetada del destino por la enfermedad degenerativa de su propietario. En los ojos del resto se refleja la tristeza de unos animales que jamás recibieron una caricia honesta, que fueron baldados a palos o en el mejor de los casos, abandonados delante de las instalaciones de sociedades protectoras sobresaturadas, en las que reciben las primeras muestras de cariño sincero.
Siento pena por estos chuchos y asco por los que les negaron lo que era su obligación desde el primer minuto en que aceptaron la responsabilidad de hacerse cargo de estos animales. Hoy, gracias a «Mas que Chuchos, se les brinda la oportunidad de olvidarse de los hijosdeputa que los dejaron en la cuneta. Son animales y jamás podrán odiar, pero como dijo Alfred De Musset: » A falta de perdón, deja venir el olvido»
Ellos son demasiado nobles y olvidarán. Gracias a dios nosotros no lo haremos.

1 Comments
  • asturhugo / mayo 22, 2016 / Responder

    Grandes Másquechuchos y grande tú! Pobres pequeñajos… 🙁 Cuánto asqueroso hdp hay por el mundo, nunca entenderé cómo se puede abandonar a ser tan fiel y cariñoso. La mejor suerte para ellos, que con que sean una décima parte de geniales que mi recién adoptada, se lo merecen todo!

Leave a reply