Si estás interesado en esta foto, contacta con info@mikilopez.com

Book Online

* Please Fill Required Fields *
Miki López
Lagos asturianos. Lago de Valle de Somiedo al atardecer
Miki López

- Fotoperiodista desde 1991 - Jefe de Sección de Fotografía de La Nueva España desde 2010 - Todos los días intentando aprender el oficio más hermoso del mundo

Don José Vélez

Asturias, Fotoperiodismo, Sociedad y Cultura / No Comment / 18 marzo, 2012

José Vélez. Fotoperiodista asturiano. Oviedo, diciembre de 2011. © Miki López,
No podía ser de otra manera. Mi última conversación con José Vélez, el veterano fotoperiodista asturiano, me hizo doblar las rodillas por la risa fácil que me provocó el último chiste cargado de humor e ironía de la que hacía gala a día a día este maestro que hoy nos deja.
Nada, absolutamente nada, hacía esperar semejante desenlace en apenas dos semanas. Mi relación personal con Vélez viene de hace apenas dos años, si bien es cierto que yo seguía sus hazañas periodísticas desde los tiempos en que las fotografías de los redactores gráficos se colocaban en vertical sobre uno de los ángulos inferiores de la foto. Todos tenemos grabada esa imagen de primera de «FOTO VELEZ».
Me siento orgulloso de haber compartido esos últimos dias sin saber que el fin era próximo, peleando con 80 años por encontrar un hueco entre sus maleducados colegas de profesión, pero con la consideración de que sabía perfectamente que nuestro afán por encontrar el mejor ángulo era una carrera por la que él ya había pasado y por la que no quería volver a pasar. Sencillamente disfrutaba como un niño con la cámara en la mano porque Vélez ya no tenía nada que demostrar. Lo había demostrado todo en esta profesión ingrata.
En el día que se publica un amplio reportaje en La Nueva España sobre la famosa maleta mexijana y las fotografías de David Seymour sobre la guerra civil en Asturias, perdemos a uno de los fotoperiodistas asturianos que más amó su profesion.
Hasta el extremo de morir como siempre quiso: con las botas puestas.
Hasta siempre Don José. Ha sido un orgullo.
Descanse en paz.

Leave a reply