Mes: marzo 2010

Rojo Pasión

Procesión de San Pedro de Rivero. 30 de marzo de 2010. © Miki López

Me despido de la Semana Santa por este año con la procesión de San Pedro de Rivero. Personalmente es una de las que más me gusta por su recorrido y porque no es excesivamente multitudinaria. Además los capuchones y vestimentas rojas les dan un colorido y un contraste que me encanta. Ánimo para los que segueréis currando el resto de la semana. Os tendré en mis oraciones.
Procesión de San Pedro de Rivero. 30 de marzo de 2010. © Miki López

Mirando al cielo

Procesión de Jesús Cautivo. Avilés, 29 de marzo de 2010. © Miki López

Debe de ser de la pocas semanas santas en las que no me he mejado al menos 2 veces en las primeras 48 horas. Este lunes amenecía soleado y con bastante calor, pero la tele decía que entraba un frente por Galicia que nos iba a mojar la procesión de Jesús Cautivo. Pese a que las nubes corrían oscuras y veloces, la procesión salió en seco. Eso si, mirando al cielo por si las moscas.

Domingo de Ramos

Domingo de Ramos. 28 de marzo de 2010. © Miki López

Los claro-oscuros de la iglesia católica no dejan de desconcertar. Por un lado se queda uno espantao ante las noticias de corrupción en el interior de un estamento eclesiástico cuyos dirigentes no son capaces de ser contundentes ante un problema que empieza a ver la luz y a escandalizar a creyentes y agnósticos por igual. Pero no todo son curas corruptos. La corrupción es como la corteza de los quesos: lo cubre todo y a veces apesta pero el interior suele ser bueno. Esta Semana Santa, Jose Ángel Arregui y el “vivo” de Jaume Matas son los protagonistas y presuntos culpables de los dos tipos de corrupción por excelencia en este país (y en todos). Si me dan a elegir, sin duda alguna me quedo con el ladrón, a fin de cuentas ese solo hace daño a algo tan material como el dinero público. Además el problema de la pasta siempre es reversible. La otra corrupción, antinatural, vil, cruel, salvaje y enfermiza supera la compresión de la gente mentalmente sana y no tiene vuelta atrás. Me gustaría mucho que esta iglesia, con la que soy incapaz de comulgar por sus incoherencias, hiciese gala de la transparencia y claridad que necesitan sus seguidores para poder defenderla y mantenerla ante el aluvión de casos que se van descubriendo día a día.
Mientras se aclaran estos temas en esta semana de pasión y muerte, me quedo con la parte positiva de los actos religiosos de la Semana Santa, que van mucho más allá del acto religioso, ceremonial o litúrgico para convertirse en una expresión cultural estremecedora y misteriosa. A mí me parece impresionante.

La Mina de Arnao

Galería en la mina de Arnao. 25 de marzo de 2010 © Miki López

Es difícil imaginarse a la reina Isabel II encorvando el real espinazo para adentrarse por las estrechas y húmedas galerías de la mina de Arnao durante aquella visita que realizó al primer pozo vertical asturiano un 24 de agosto de 1856. Por buscar una analogía monárquica y sin saber si el ayuntamiento de Castrillón cursará una invitación oficial a la casa Real (lo dudo), se me hace aún más dificil imaginarme casi dos metros de Borbón y Grecia caminando de cuclillas para inaugurar los tramos visitables que precisamente hoy se presentan en proyecto.
Y el más difícil todavía sería organizar los puntos de foto en los que distribuir la veintena de fotógrafos y cámaras de televisión que inmortalizasen el real momento. Seguro que lo íbamos a pasar genial.
Pero por respeto a los litros de sudor que empaparon aquellas galerías, primer símbolo del proletariado industrial asturiano en general y minero en particular, prefiero pensar en una inauguración mas republicana. No se… algo más estilo sindical horizontal para pozo vertical. Para simbología feudal regia ya tenemos el peñón de Raices.
Bromas a parte, creo que Castrillón sigue apostando fuerte y con acierto por los potenciales reales de su patrimonio histórico. En un tiempo en el que la inversión en bienes culturales no pasa por su mejor momento, en este concejo, casi engullido por la urbe avilesina, se sigue trabajando por poner en valor atractivos turísticos que son un beneficio para todos los asturianos. A ver quien puede presumir de tener en su territorio el escenario donde se forjaron dos historias tan icónicas como la Cruz de la Victoria y la minería Asturiana. Dos símbolos de identidad tan nacionaliegos como esos separados por apenas dos kilómetros. Vaya, que en Castrillón tocó la lotería.
Más fotos en www.mikilopez.com. Proyección y galería de fotos
Castillete de la mina de Arnao. 25 de marzo de 2010. © Miki López

Más fotos en www.mikilopez.com. Proyección y galería de fotos

Más lluvia

Prados y caminos bajo la lluvia en Ponte, Soto del Barco. 24 de marzo de 2010. © Miki López

Ya empieza a ser raro este año… en invierno hace frío, en primavera afloja pero empieza a llover y se espera un verano caluroso pero sin agobios. O sea, los hechos y las previsiones nos hablan de un año tan normal que no es normal. Hoy pasé por el pueblo un ratín. Soto es una gozada cuando llueve. El olor a humedad, el murmullo del agua callendo sobre los praos de Ponte alimentando ese verdor único de las orillas del bajo Nalón… Qué maravilla de país en normalidad. Ojala siga siendo así mucho tiempo.

15 segundos

Agua. © Miki López, 2009

Cada 15 segundos muere un niño por falta de agua limpia. Cuando acabes de leer este texto se habrán consumido dos vidas infantiles como consecuencia de lo mal repartido que está el mundo en todo, y de forma tan injusta en algo tan vital como el agua potable. Pero parece que las cifras son incapaces de conmover a los que tienen la posibilidad real de acabar con la angustia de un niño que muere de sed o por una enfermedad derivada de la ingestión de un líquido putrefacto. Yo, desde mi cómoda existencia primermundista, no puedo entender cómo se puede contar hasta 15 segundos para espaciar la muerte de dos seres humanos que casi no han empezado a vivir, y no ser capaces de tirarnos a la calle pancarta en mano para exigir el fin de ese estremecedor e injusto lapso de tiempo. Se hizo con la puta guerra de Irak. ¿Porque no se hace con esto? A fin de cuentas hablamos de 1 millón y medio de vidas al año por algo que parece tan sencillo como el aporte urgente y sin condiciones de agua potable a las zonas afectadas. Qué pena da ver como somos incapaces de exigir respeto por nuestro medio ambiente… aquí no funcionan ni protocolos de Kyoto, ni límites de emisiones de contaminantes, ni inversión en energías limpias. Aquí manda la pasta. El día que de beneficios económicos salvar una vida de esas que vamos tirando cada 15 segundos, seguro que se acabará el macabro cálculo de vidas por segundo. Serán dólares contantes y sonantes y el problema se habrá convertido en un negocio. Así se solucionan las cosas hoy en día. ¿O no?. Mientras tanto van dos niños más…

Primavera

Primavera. Parque de Ferrera. © Miki López

El sol a contraluz ya nos deja ver los verdaderos “brotes verdes” dominando los paisajes urbanos y rurales de esta Asturias que empieza a salir de la larga congelación invernal. Pero habrá que estar alerta, que estos cambios estacionales son muy traicioneros y a la mínima nos meten en una “depre” de caballo o en una alergia galopante que no la quita ni una sobredosis de corticoides. Así que lo mejor será ponerse a disfrutar de estos días que ya empiezan a estirar las horas de luz, a ver si se me pasa el disgusto del robo que nos hizo hoy el “#&*?!@$ Madrid en el Bernabeu. Empezamos bien la primavera los sportinguistas…
Flores. Faro de San Juan. © Miki López

Memoria Histórica

Cruces y muro del cementerio de La Carriona. Avilés, 16 de marzo de 2010. © Miki López, 2010

La memoria histórica de Maruja Vega, mi abuela de 83 años, le hace recordar muchas veces como los niños de la posguerra eran capaces de comer los pulgos de las manzanas que algunos inhumanos les lanzaban por la ventana desde donde les miraban y disfrutaban viendo como los pequeños se peleaban por los restos de la fruta. Muchos de aquellos juegos crueles son los que se quedan incrustados en la memoria de las personas con una firmeza tal, que hacen imposible el olvido y el perdón. Pero lo peor de todo es no conseguir superar la vergüenza que otorga la conciencia que da la madurez de aquellos críos que hoy son ancianos. Cuando hay hambre no hay orgullo, pero según va pasando el tiempo, lo más difícil de digerir es la humillación. Y ese sentimiento es el que crece con el transcurso de los años.
Yo no puedo tener (ni quiero) el rencor que el hambre y las humillaciones provocaron en mis abuelos. Pero si tengo el deber de apoyar cualquier iniciativa que alivie la dignidad de los que murieron en cualquier cuneta, trinchera o muro de un cementerio, de un disparo tan frío como el suelo en el que cayeron. Seguramente sus últimos pensamientos fueron para aquellos que hoy no abandonan la esperanza de saber donde dejar las flores del recuerdo.

Niemeyer

Obras del Centro Cultural Niemeyer. Avilés, 15 de marzo de 2010. © Miki López

Me cuesta un triunfo asimilar la velocidad de vértigo que van cogiendo los días en una ciudad tan pequeña como esta. Parece que apenas hayan pasado 15 días desde la colocación de la primera piedra del “continente” Niemeyer, al que algunos acusan de no tener contenido programado. Lo único que parece que todo el mundo tiene claro, es que el continente de contenido incógnito será además ínsula (de la innovación), como aquella prometida a Sancho en El Quijote y que hacía engordar la vanidad del escudero más allá de las dimensiones del barrigón que se asociaba a su apellido.
Los más escépticos nunca creyeron (ni creen) que todo este complejo cultural basado en las líneas inconfundibles de Oscar Niemeyer, pudiese ser en sí mismo el motor de una especie de renacimiento económico avilesino, basado en una energía tan limpia como la del valor cultural. Y las claves para convertir esos molinos en gigantes de los de verdad son el verdadero quid de la cuestión.
Personalmente me pasa un poco como a Sancho Panza: quiero la ínsula aunque no me fío mucho de la veracidad de lo que ven y me prometen “Vuesas Mercedes” políticas. Por lo menos los gigantes van tomando forma. Y a mí no me desagrada nada.

En los saldos

Feria del Saldo. Avilés, 13 de Marzo de 2010. © Miki López

Año tras otro me toca cubrir siempre las mismas historias en un bucle monótono e insulso en el que ya no tengo ni idea de que tipo de foto puedo hacer para que no se parezca mucho a la del año anterior. Esta sensación se hace mucho más evidente cuando el evento en cuestión es algo tan “popular” como la feria del saldo, que por cierto ayer batió todos los records de asistencia en la primera hora de recepción de visitantes. Creo que fueron 1500 personas en esos 60 minutos iniciales. Y yo, de un año para otro, la verdad es que la única diferencia que encuentro estos días en el pabellón de La Magdalena son los precios, que cada año son más altos y en los que los saldos de las primeras ediciones brillan por su ausencia. A mi se me asemeja más a un mercadillo de la Semana Negra que a un desalojo de material de oferta de los maltrechos comercios avilesinos. No puedo generalizar, pero sí que creo que en cada nueva edición de estas exitosas cuartas rebajas de pago (un euro la entrada), se vende más con la sugestión que con las verdaderas ofertas.